January 01, 2010
7 min read
Save

La reunión de la Sociedad Argentina de Oftalmología abordó de cirugía refractiva, glaucoma, retina y cataratas

Dos de las presentaciones se concentraron en las mujeres y la PRK y la predicción del glaucoma de ángulo cerrado.

You've successfully added to your alerts. You will receive an email when new content is published.

Click Here to Manage Email Alerts

We were unable to process your request. Please try again later. If you continue to have this issue please contact customerservice@slackinc.com.

Dra. Nora Chiari
Nora Chiari
Dra. Delia Sivori
Delia Sivori

Durante el Simposio sobre Cirugía Refractiva en la reunión de 2009 de la Sociedad Argentina de Oftalmología, el Dr. Heriberto Marotta (Argentina) declaró que las mujeres tienen una posibilidad 13.5 veces más alta de regresión después de la PRK (queratectomía fotorrefractiva) si toman anticonceptivos orales. Se sabe que los queratocitos tienen receptores de estrógeno; tanto el estrógeno como la progesterona debilitan la biomecánica corneal. El embarazo se relaciona con los queratoconos y la ectasia iatrogénica.

El Dr. Marotta recomendó realizar un examen exhaustivo de la topografía de la córnea, un mapeo paquimétrico, un cálculo de la capa residual con paquimetría intraoperatoria, medición de la PIO (presión intraocular), la zona óptica que se usará y la realización de estudios biomecánicos de la córnea antes de la cirugía.

El Dr. Oscar Mallo (Argentina) habló de anillos corneales intraestomales para los queratoconos y de la posibilidad de realizar incisiones manuales con un escalpelo, o mecánicas con un láser de femtosegundo.

Para usar el láser de femtosegundo, recomendó aplanar bien la córnea y evitar el menisco corneal; el dispositivo forma un bolsillo donde insertar los anillos. Con las dos técnicas, es importante realizar un mapeo previo de paquimetría. Los anillos deben colocarse lejos de la incisión para evitar infecciones, y pueden colocarse uno o dos, según la ectasia. Una causa común de extrusión es la colocación superficial de los anillos debido a una técnica deficiente.

Glaucoma

En el Simposio del Glaucoma, el Dr. Daniel Grigera (Argentina) habló de la posibilidad de predecir el ángulo cerrado y comparó la utilidad del ultrasonido modo B de alta frecuencia de 50 MHz, la tomografía de coherencia óptica de segmento anterior y el efecto Scheimpflug con fotografía Pentacam (Oculus). La utilidad de estas tres tecnologías se resume en la Tabla.

Tabla: Utilidad de las tecnologías para predecir el glaucoma de ángulo cerrado

Los dispositivos permiten el examen morfoscópico del ángulo de la cámara anterior a través del área de contacto iris-lente, la curvatura del iris, la presencia del sulcus o su falta, y la posición del cuerpo ciliar. En los jóvenes, puede haber un iris periférico abultado, que implica múltiples quistes en el lado posterior del iris periférico. Estos quistes desaparecen con la edad.

Por otro lado, estos dispositivos también permiten evaluar cómo cambia la configuración del iris después de una iridectomía periférica y evaluar el cierre sinequial.

En los estudios conducidos en la oscuridad con la OCT (tomografía de coherencia óptica) de segmento anterior, se confirmó que el 44.6% de los ángulos considerados abiertos por gonioscopía tenían una posibilidad de ángulo cerrado.

Retina

En el Simposio de la Retina, el Dr. Guillermo Iribarren (Argentina) se ocupó del tratamiento actual de la degeneración macular relacionada con la edad. La progresión de la enfermedad puede estudiarse con fotografías en color, indocianina verde, angiografía digital y OCT.

Con respecto a las inyecciones dentro del vítreo de Lucentis (ranibizumab, Genentech), la mayor parte de la bibliografía considera realizar tres inyecciones iniciales y observar la respuesta con la agudeza visual, la OCT y la angiografía. Se nota progresión en pacientes que pierden más de cinco letras de agudeza visual o que tienen una OCT mayor de 100 µm, hemorragias nuevas, membrana neovascular por angiografía y persistencia de filtración mensual. Varios estudios coinciden en que el tratamiento con dosis frecuentes es el que da el mejor resultado. El riesgo de endoftalmitis es de 0.049% y, en la mayoría de los casos, ocurre en los primeros 4 días de tratamiento.

Cataratas

En el Simposio de Cataratas, el Dr. Miguel Zylberglajt (Uruguay) habló de los beneficios de utilizar la pieza de mano torsional OZil con el sistema Infiniti (Alcon). La OZil tiene menos repulsión y una emulsificación más efectiva. Utiliza menos solución de irrigación, genera menos pérdida de células endoteliales y da menos temperatura a la incisión. Sin embargo, no es tan buena para la fragmentación, en esos casos, el Dr. Zylberglajt usa ultrasonido pulsado convencional y, cuando es necesario emulsificar, utiliza OZil continuo. Según su experiencia, las rupturas capsulares hechas con el ultrasonido convencional son pequeñas y redondeadas y, con la OZil, son mucho más grandes.

Tanto el Dr. Carlos Ferroni como el Dr. Nicolás Fernández Meijide (Argentina) están de acuerdo en hacer la transición hacia la facoemulsificación microcoaxial con incisiones de 2 mm. Estas incisiones generan menos astigmatismo postoperatorio, pero deben utilizarse una manga y una punta apropiadas a la medida de la incisión; así, queda más hermética. Las desventajas consisten en el uso de microfórceps para la capsulorrexis, la incisión tipo boca de pez y la colocación del LIO bimanual.

Microftalmia

El Profesor Dr. Edgardo Manzitti recordó a los asistentes de la reunión que la microftalmia es una anormalidad del tamaño de todo el globo ocular, sus signos son microcórnea, alta hipermetropía y fisura palpebral pequeña. El diagnóstico, que se realiza con el ojo desnudo o con una ecometría, se evidencia con una longitud axial menor que dos desviaciones estándares inferiores a la longitud axial normal para la edad del paciente.

La microftalmia tiene prevalencia en tres de cada 10,000 nacidos vivos, y el 10% de esos ojos son ciegos.

En términos genéticos, la causa de la microftalmia es el monogénico cromosómico SOX2-PAX6. En términos ambientales, debido a agresiones intrauterinas, puede ser causada por infecciones perinatales (TORCH), falta de vitamina A en la madre, exposición a radioterapia, talidomida, maternidad a edad avanzada y embarazos múltiples.

La microftalmia pura (nanoftalmo) es bilateral, la simple es unilateral, y la complicada se relaciona con malformaciones oculares y generales.

La microftalmia viene acompañada de numerosas patologías, que incluyen persistencia del vítreo primario, microftalmia colobomatosa, embriopatía rubeólica, síndrome de Goldenhar, síndrome de Hallermann-Streiff-François, secuencia de Pierre Robin y síndrome de Aicardi.

Puede utilizarse el ultrasonido perinatal para el diagnóstico anterior y posterior al parto. Se han obtenido resultados exitosos con ultrasonidos transvaginales a partir de las 14 semanas de embarazo; en el periodo fetal, el tamaño de los ojos puede evaluarse y medirse con ultrasonido 3 D y 4 D. Otras opciones para obtener un diagnóstico son las tomografías computadas, las resonancias magnéticas nucleares y los análisis genéticos.

El tratamiento quirúrgico se basa en la fabricación de fondos para colocar formadores y, de esta manera, estimular el crecimiento del hueso; en los casos extremos esto no debe demorarse porque los huesos crecen en relación a los órganos que contienen. Los formadores y los resultados varían,

Las posibilidades de función visual dependen de cada caso y del grado en que una imagen definida llega a la retina.

Los tratamientos cosméticos son fundamentales para mejorar la apariencia estética del niño.

A pesar del progreso continuo, estas enfermedades subyacentes complejas, que constituyen una causa importante de ceguera infantil, aún persisten.

En estos casos, el papel del oftalmólogo es decisivo. El profesional debe entender y asesorar a la familia del niño que sufre de discapacidad visual, quien, con una adecuada estimulación y educación, puede continuar y llevar una vida adulta normal.

Síndrome de hiperactividad del recto superior/contractura

La Dra. Andrea Molinari del Hospital Metropolitano de Quito, Ecuador, abordó el síndrome de hiperactividad del recto superior/contractura, una causa común de estrabismo vertical que, en sus palabras, no recibió demasiada atención en la bibliografía mundial.

Entre sus características más relevantes, se encuentra la presencia de una marcada desviación vertical en la posición primaria de la mirada, mayor a 15 D. Esa hipertropia se mantiene en todo el campo superior de visión, por lo general más en abducción que en inducción, a diferencia de la hiperactividad del oblicuo inferior. La hipertropia en la mirada del mismo lado es de más de 5 D. Puede existir hiperactividad o pseudohiperactividad del oblicuo superior en posición contralateral al recto superior con hiperactividad, pero la característica más marcada es la presencia de una maniobra de Bielschowsky positiva.

El síndrome de hiperactividad del recto superior/contractura se observa con más frecuencia cuando hay parálisis unilateral del cuarto nervio.

Son pocos los artículos que trataron este síndrome, pero Von Noorden estudió a 202 pacientes con parálisis unilateral del cuarto nervio y halló que el 19% tenía contractura del recto superior, determinada por una hiperactividad del yugo del recto superior y por una prueba de inducción intraquirúrgica que dio resultados positivos. A partir de ese hallazgo, realizó una investigación retrospectiva con historias clínicas de pacientes que tenían parálisis unilateral del cuarto nervio. Los resultados de los 198 pacientes investigados mostraron que 17% padecían el síndrome. Este no fue un hallazgo poco frecuente.

Estos síntomas también pueden verse en la desviación vertical disociada. En este caso, la maniobra de Bielschowsky es positiva hacia el hombro del mismo lado; existe una limitación de la depresión en la abducción y en cierta retracción del globo ocular.

Además, puede asociarse con síntomas de miopatía tiroidea, casos de pacientes con fractura del piso orbital o en deficiencia de elevación monocular. Con menor frecuencia, puede existir el síndrome de Duane.